domingo, 28 de noviembre de 2010

CUENTOS EN VERSO PARA INFANTIL

Esta semana en lenguaje hemos estado aprendiendo muchas cosas sobre "La poesía". Hemos conocido los tipos de rima que existen y hemos trabajado la métrica. Después de la teoría, pasamos a la práctica. Nuestra profesora nos propuso un trabajo muy especial: Deberíamos inventarnos, por grupos, un cuento en verso para los niños de infantil, basado en las ilustraciones de unos libritos muy especiales, en los que no hay texto y van apareciendo diferentes animales según se va desplegando el cuento.  Después, una vez escrita la poesía, organizaríamos un cuenta-cuentos en verso para los niños de infantil. Lo primero que hicimos, fue reunirnos en grupos  y enseguida las ideas empezaron a surgir... Estos son los grupos de trabajo:



El trabajo en grupo fue genial, y el resultado fue, unos cuentos en verso de los más divertidos:

Hace mucho tiempo un pequeño ratón había,                               
comía de todo: queso, pipas y sobre todo sandía.                       
Andaba rarito, pues tenía un pie malito,                                      
así es que después de todo, llamó a su amigo Jorgito.                 

Jorgito, su amigo, un pingüino era,                                              
un largo pica tenía, pues era una fiera.                                         
Le gustaba nadar sobre las olas del mar,                                      
con el mono quería jugar, pues a él le encantaba trepar.               

Mono era pequeño y gracioso,                                                           
pero gordo como un oso.
Quería trepar valiente,
como su amiga la larga serpiente.

A ella rodar la gustaba
por una colina se tiraba.
Con su lengua larga y afilada,
con ella cazaba.

Allí apareció un gran elefante,
con su trompa elegante.
Sus cuernos eran muy finos,
pues de un color marfil ¡Divinos!
                                                        Juan Carlos, Rubén y Jose Javier.

Había una vez una rana,                                                        
llamada Tatiana,                                                                   
le gustaba la montaña                                                           
y jugar con las arañas.                                                          

Un día con la tortuga se encontró                                          
y con ella cantó,                                                                    
de repente empezó a llover y gritaron                                   
¡Vamos a correr!                                                                   

Corrieron, corrieron hasta la casa de la tortuga                    
y allí se encontraron con la oruga...                                      
¿Qué haces señora oruga?                                                     
Me refugio de la lluvia.

De repente tocaron a la puerta
Toc, toc, toc... ¿Quién es?
Soy el grandioso Dragón Antón
y vengo a comer un melocotón. 

Pase, pase señor.
Aquí no hay melocotón.
Iremos a buscar al cocodrilo,
que es muy pillo.

¡Hola cocodrilo! Dijeron todos
Hoy está usted de muy buen humor
¿Nos daría un melocotón?
Aquí tiene señora Tortuga,
¡Ah! Y para usted también Oruga.                                                      
                                                                                    Eva, Carolina y Enrique.        


                                                                                                
                                                                                

Había una vez un ratón                                                           Se encontraron de repente 
que se llamaba Antón.                                                            con una gran serpiente,
No le gustaba el melón,                                                          su nombre era Tridente
sino el requesón.                                                                     ¡Y le gustaba comer gente!

Tenía un amigo llamado Tino,                                                 Pero el elefante la cogió
que era n singular pingüino.                                                     y de golpe, se la engulló.
Él era muy gorrino,                                                                  La serpiente no volvió a molestar
porque su madre ¡No le lavaba el pico!                                   y los animales felices ya están.

Los dos se fueron al bosque Tono
y se encontraron con un mono,
que se llamaba Manos                                                                       David, Alba y Celia.
y le gustaban los plátanos.


Había una vez un pequeño caracol                                  
que iba por los verdes prados tomando el sol.                
La mosca le vio y le dijo: "Hola señor"                          
"Hola don Antón" Le contestó el caracol.                       

Tenía una amiga mariposa,                                               
que solo se posaba en las rosas,                                     
pero hoy se posó en otra cosa.                                        
Se posó en algo largo y rosa.                                          

Se posó en el rabo de un ratoncín,
que en la mano llevaba un maletín,
porque dentro guardaba un calcetín,
ya que se iba de viaje a París.                                        

Fue a ver a Vicente, la serpiente
que es la única que no tiene dientes,
al verla se puso muy alegre,
ellos serán amigos para siempre.

Poco después llegó el camaleón,
al cual le gusta mucho el jamón,
pero sobre todo esta canción,
que se toca con el saxofón.

         Óscar, Víctor y Pablo.

Había una vez un caracol                                                  La rata sosa era muy esponjosa
al que llamaban Perol.                                                      pequeñita, melosa y cariñosa. 
Al caracol le gustaba mucho tomar el sol                         La rata se encontró de repente
con su querida amiga Mariflor.                                         con una enorme y feroz serpiente.

Mariflor era una mariposa,                                              La serpiente era tramposa,
rosa, pequeña y vergonzosa.                                            sosa, larga y mentirosa.
Un día se puso a bailar con su rosa                                 Se encontró de repente,
y se encontró a su amiga sosa.                                         Con un camaleón de frente.

                                                                                               Marta D, Roberto y Luis.

Había un gatico                                                        Eres el lorito,
que se llamaba Nico,                                               dijo un pulpito.
él era muy bonico                                                    Y cuando lo dijo,
y estaba sentadico.                                                   apareció el tucancito.

Se fue a un charquito                                               Adiós señor tucán,
y se encontró con un patito.                                     salude al calamar
Busco a mi amiguito...                                             y dígale de nuestra parte al loro,
¿Has visto a lorito?                                                 adiós con mucho decoro.
                                                                                Y dele un beso al pato
¿Quién me llama?                                                    y a nuestro amigo el gato.
¿Quién me ve?
Vuelo por los árboles
¿Quién seré?                                                        Aitana, M.Mercedes, Nerea y Carla.

La señora rana                                            ¿Habéis llamado a mi puerta?
que era muy sana,                                       ¿Eres la tortuga Maruga?
hacía ejercicio,                                          ¿Y vas desnuda?
cada mañana.                                              Pediremos ayuda al dragón,
                                                                   para encontrar tu caparazón.
Un día al salir,
a su amiga encontró,                                   Id a ver al cocodrilo Milo
la tortuga Maruga,                                      que es un poco pillo
que... ¡andaba desnuda!                             Y el cocodrilo les dijo:
                                                                     "Encontré tu caparazón
                                                                       debajo de mi sillón"
¿Dónde está tu caparazón?
A lo mejor, en un pequeño cajón...
Vamos a llamar al gusano,                                                 Adrián, Lucía y Laura.
 a ese que parece un marciano.


Érase una vez un gato,                                           ¡Mira ahí está Calamardo!
que se llamaba Torcuato.                                       Que va nadando y saltando.
Tenía un collar chulo y molón.                               Y tiene mucha prisa,
¡Le gustaba un montón!                                           porque espera a su amiga Lisa.

Se encontró son su amigo el pato                           Mira ahí está el Tucán,
que le dijo...                                                           que canta fenomenal.
¿Qué tal Torcuato?                                                 ¡Hola pato, hola gato, hola loro!
Pues aquí, pasando el rato.                                     Veniros todos a cantar al coro.
Y tú... ¿Qué tal pato?
Estoy esperando a mi amigo el loro
para irnos juntos a cantar al coro.                  

¡Hola Torcuato!
¡Nos vamos pato!
Andaremos por ese camino                                         Marta G, María y Álvaro.
que es más corto y más fino.

No hay comentarios:

Publicar un comentario